Página  >  Entrevistas + Reportagens  >  Sin buenos profesores no es posible lograr éxito educativo

Sin buenos profesores no es posible lograr éxito educativo

José Maria Hernández Díaz é catedrático de Teoria e História da Educação da Universidade de Salamanca. É, também, diplomado em Psicologia (Universidade Complutense) e mestre em Comunidades Europeias e Direitos Humanos (Pontifícia de Salamanca). Foi decano da Faculdade, vice-reitor da universidade para a planificação e inovação docentes e presidente do Conselho Escolar de Castela e Leão. Colaborador de várias instituições e prestigiado investigador, os seus interesses centram-se na História da Educação na Espanha contemporânea e tocam áreas como o currículo, os manuais escolares, a educação popular, a educação social, a alfabetização e a educação de adultos, a imprensa pedagógica e as influências educativas de diferentes países europeus em Espanha (entre eles, Portugal). Como conferencista, Hernández Díaz é frequentemente convidado por universidades e centros educativos de Itália, França, Portugal, Brasil, Israel, Colômbia, México, Equador, Paraguai, Gabão e Camarões. Colabora, ainda, em vários programas de doutoramento das universidades de Salamanca e Valladolid, coordenando o doutoramento em Perspectivas Histórica, Comparada e Política da Edu cação na de Salamanca. Actualmente, é membro activo de várias sociedades científicas (História da Educação, Educação Comparada, Defesa do Património Histórico Educativo, etc.) e integra os conselhos de redacção de diversas revistas científicas, entre as quais História da Educação (Salamanca), Encounters on Education (Manitoba, Canada), Caderno de Filosofía e Psicología da Educação (Baía, Brasil) e Revista Lusófona de Educação (Lisboa). É director da revista Aula (Salamanca) e do Centro de Estudos Bejaranos. 

As repúblicas ibéricas acreditaram que o Homem podia ser mais formado, mais educado, mais fraterno, mais solidário, mais participativo. Em concreto, o que fizeram nesse sentido?

Es cierto que el republicanismo no siempre se identifica con una determinada forma de gobierno, y representa una aspiración permanente al gobierno de las leyes en democracia y participación popular, de todos los individuos. Por ello resulta tan decisivo y central en cualquier proyecto republicano el pensamiento libre, la razón, la libertad, la Educación como instrumento de conquista de la libertad. no existe un auténtico proyecto republicano – forma de pensamiento derivada del espíritu de la revolución Francesa – sin proyecto ciudadano, y proyecto cultural y educativo, que es el que genera la ciudadanía participativa. Por todo ello, la Educación, la Escuela, la Cultura se convierte en el corazón que da vida al proyecto republicano. no es nada extraño, todo lo contrario, que las repúblicas ibéricas coloquen su proyecto escolar y cultural en el centro de sus intereses. no podía haber viabilidad del proyecto republicano sin Educación, sin ciudadanos responsables con la res publica y bien formados, cultos. Lo que observamos en Portugal en 1910, y también en 1974, y en España en 1931, son ejemplos muy explícitos de lo que ahora explicamos. Pensaban aquellos republicanos, llenos de razón y corazón, que era posible una sociedad más libre, mas solidaria y fraterna, más rica y culta, siempre que la Educación estuviera ubicada en la parte más alta de las preocupaciones de los gobernantes. Que es lo que hicieron? Que es lo que pudieron hacer? Lograron muchos éxitos, promovieron muchos proyectos, pero no alcanzaron a poder concretar otros muchos más, simplemente porque las circunstancias de Portugal y España, en diferentes momentos, y el contexto internacional nada favorable, no lo permitieron.

Como é que a notícia da implantação da Primeira República portuguesa, foi recebida em Espanha, em 1910, nomeadamente junto dos pedagogos e professores?

España había sufrido una mala y corta experiencia con su primera república, en 1873, pero la corriente republicana de pensamiento social y político, mucho más que el estricto partido republicano, estaban vivos en la vida cotidiana de los españoles. Sin embargo, era indudable el peso dominante de las posiciones conservadoras, amparadas en una Constitución (1876) muy tradicional, que seguía vigente en 1910. De ahí que la llegada de la fraterna Primera república a Portugal fue recibida muy cálidamente por los sectores más progresistas de la sociedad española. Se convertía para ellos en un referente, en un motivo de esperanza. Además, varios de los grandes lideres republicanos portugueses (Bernardino Machado, Adolfo Coelho) mantenían excelentes relaciones con sectores filo-republicanos españoles, como es el caso de la Institución Libre de Enseñanza, Giner de los ríos, rafael Maria de Labra y tantos otros. Si uno recorre las colecciones de revistas y publicaciones periódicas españolas de primeros años del siglo XX podrá observar y leer el optimismo que ante el éxito republicano portugués destilan títulos como «revista Contemporánea», «nuestro Tiempo», «La Escuela Moderna», «El Boletín de la Institución Libre de Enseñanza» y varias cabeceras más, todas prestigiosas publicaciones del ámbito de las Ciencias Sociales, de la Filosofía, el Derecho, la Educación. Intelectuales tan destacados como Unamuno, Pedro Dorado Montero, Santiago ramón y Cajal, y tantos otros republicanos, y también socialistas, están convencidos de la enorme importancia que tiene para España el modelo republicano portugués. Quieren mirarse en el espejo portugués, con mucha esperanza, sobre todo en lo que se refiere a la Cultura y la Educación, porque saben que la Educación es siempre la clave del éxito de todo proyecto republicano.

Na sua intervenção no colóquio promovido pela PÁGINA referiu  o “magnífico exemplo” de uma portuguesa, Alice Pestana, na divulgação dos êxitos e das aspirações da Primeira República em Espanha.

Para mi, Alice Pestana es uno de los mejores exponentes de mujer intelectual, pedagoga, feminista, republicana comprometida que ha dado la historia de Portugal y España, pues ella se consideraba ibérica a partes iguales. Había nacido en Portugal, se había formado entre los sectores republicanos portugueses, laicos, y más tarde se casó con Pedro Blanco, un intelectual y decidido republicano progresista español, vinculado a la Institución Libre de Enseñanza, y vivió en España toda su vida, hasta su muerte en 1929. Alice Pestana es una mujer y educadora ejemplar, traduciendo obras de Educación, escribiendo artículos, trazando un puente de conexión permanente entre España y Portugal. Por ello no es casual que sea ella la enviada por el gobierno español para que en 1914 elabore un informe detallado sobre los avances educativos de la Primera república portuguesa, para ver cómo ello podría beneficiar a España.

Estamos preparando sobre ella una monografía extensa que nos está apasionando. Espero que en pocos meses pueda estar ya finalizada. Em 1931, havia em Espanha cerca de 1.700.000 crianças sem escola. Como é que os republicanos enfrentarem essa calamidade?

Pues como el principal reto que tenían la obligación política de asumir y tratar de resolver. Ese desastre social y educativo del analfabetismo y la ausencia de miles de escuelas primarias no era más que el resultado de una política escolar clasista, pensada para las minorías, olvidando a la inmensa mayoría de los españoles. Como los republicanos españoles no conciben una república sin ciudadanos, y no es posible un ciudadano sin educación y sin escuela, la prioridad que defienden y llevan a cabo es la Educación Popular, la Escuela para todos. A pesar de las adversidades económicas y políticas del entorno mundial – no se olvide la crisis económica de 1929, las políticas fascistas de Italia, el III reich a la vista, el Estado novo en Portugal –, los republicanos españoles sitúan la Educación y la Escuela en el corazón de la república. Por ello plantean un plan quinquenal para construir y dotar cada año 5.000 escuelas primarias, que han de llegar a todos los rincones de España. Y a ello van, y en buena medida lo consiguen. Es la gran y principal aportación de la Segunda república española: muchas y buenas escuelas primarias para todos los españoles. La segunda enseñanza y la universidad tuvieron que esperar, y además no les dio tiempo, porque en 1936 llega ya la guerra civil.

Como é que a República espanhola encarou o papel e o trabalho dos professores? Pode dizer-se que, para eles, a Educação foi uma paixão?

Todas las reformas educativas que deseen alcanzar y resolver el fondo de los problemas (entonces y ahora) deben considerar que los profesores son el eje decisivo de cambio. Sin buenos profesores no es posible lograr ningún éxito educativo de importancia. Por ello, como plantea rodolfo Llopis, Director General de Enseñanza Primaria en la Segunda república, en su obra «La revolución en la escuela», los maestros y profesores deben ser la prioridad de la república, deben merecer mejores salarios y condiciones laborales, deben ser apoyados por una inspección educativa de carácter orientador y cooperativo, deben ser mucho mejor formados, deben ser considerados con mayor status social. Esta es la gran apuesta educativa de los republicanos españoles, la formación pedagógica de los profesores al máximo nivel posible. Por ello implantan un famoso plan profesional de formación de maestros, que fue ejemplar, y posteriormente suprimido por el franquismo. De ahí que en varias ocasiones muchos hayamos escrito que en realidad estamos ante una república pedagógica, mucho más incluso que una república de intelectuales, término más generalizado, y tal vez inapropiado, como con frecuencia se suele utilizar.

Após a Guerra Civil, foi o retrocesso…

Después del triunfo final de los militares españoles rebeldes frente al poder republicano legalmente constituido, de clara orientación fascista y nacional-católica, en 1939, después de una guerra fratricida y horrorosa, las prioridades que establecen los vencedores en materia educativa son de dos tipos. Por una parte, se inicia una terrible persecución y represión a todos los elementos demócratas del sector educativo: catedráticos de universidad, profesores de segunda enseñanza, maestros de primera enseñanza. Son miles los profesores represaliados y depurados, muchos asesinados sin juicio alguno, otros sometidos a juicios sumarísimos, bien pasados por las armas o bien obligados a padecer años de cárcel, miles de ellos depurados y desposeídos de su puesto docente en la escuela, el instituto o la universidad. Y otros miles obligados a emprender un doloroso y largísimo exilio en países como Francia, y sobre todo en la América hispana (México, Argentina, Cuba, Venezuela, Chile, Colombia, y otros), así como en Brasil y algunos en Estados Unidos. El exilio pedagógico español de pos-guerra es una página muy dolorosa para los docentes de todos los niveles. no debe olvidarse que el franquismo consideraba que los principales responsables de consolidar el espíritu republicano en la España de la Segunda república eran los educadores, de la escuela primaria en especial. El franquismo les atribuyó una perniciosa influencia desde la Escuela, y por ello era necesario extirparlos, como si de un cáncer se tratase, para preservar sano el nuevo organismo social que deseaban construir y alimentar. más débiles. Pero esa tensión constante no debe lograr que nunca se desvanezcan los ideales de libertad y progreso, de la razón y la Educación, que son los únicos que hacen posible un mayor margen de felicidad para muchas más personas, de toda raza, condición social, género o procedencia geográfica. Continúa siendo imprescindible la apuesta por una sociedad educada y culta, que acceda con libertad a los beneficios de la razón, de la ciencia, de la educación. Es la única manera de ayudar a construir modos de vida más democráticos y solidarios, más humanos en definitiva.

Como é que a crise, que actualmente se faz sentir com mais agressividade em países como a Espanha, Portugal, Irlanda ou Grécia, se manifesta na Educação? Que consequências, hoje e amanhã?

La crisis no se ha producido por casualidad. Más bien es una oportunidad de recomposición de las fuerzas del capital, para reordenar y reconvertir – sutil o explícitamente, depende del momento o del país – las formas de dominio. Lo grave y escandaloso es que los costes de la reconversión del modo de producción capitalista, en estos inicios del siglo XXI, descansen solamente en las espaldas de los más débiles y de los derechos sociales adquiridos con mucho dolor tras años de lucha. El desmantelamiento de los logros sociales y educativos de Europa se está convirtiendo en el gran drama que repercute en el bienestar colectivo nuestro, pero sobre todo de las próximas generaciones. De ahí que, cuando se trata de países de segunda escala en Europa, como los citados, los riesgos y las consecuencias reales sobre la vida cotidiana de los ciudadanos se observan con mucho más rigor y efecto perverso. El factor educativo, la Escuela, la Universidad, está perdiendo protagonismo en estas condiciones, al menos para la mayoría. Las minorías dirigentes continúan teniendo las mismas oportunidades y privilegios, al fin. Pero si se desprecia el papel social y creativo de la Educación significa que se abandona todo proyecto solidario, de búsqueda de la libertad real, republicano en último término.

Que papel está reservado às Ciências da Educação na construção de um futuro de progresso?

Después del triunfo final de los militares españoles rebeldes frente al poder republicano legalmente constituido, de clara orientación fascista y nacional-católica, en 1939, después de una guerra fratricida y horrorosa, las prioridades que establecen los vencedores en materia educativa son de dos tipos. Por una parte, se inicia una terrible persecución y represión a todos los elementos demócratas del sector educativo: catedráticos de universidad, profesores de segunda enseñanza, maestros de primera enseñanza. Son miles los profesores represaliados y depurados, muchos asesinados sin juicio alguno, otros sometidos a juicios sumarísimos, bien pasados por las armas o bien obligados a padecer años de cárcel, miles de ellos depurados y desposeídos de su puesto docente en la escuela, el instituto o la universidad. Y otros miles obligados a emprender un doloroso y largísimo exilio en países como Francia, y sobre todo en la América hispana (México, Argentina, Cuba, Venezuela, Chile, Colombia, y otros), así como en Brasil y algunos en Estados Unidos. El exilio pedagógico español de pos-guerra es una página muy dolorosa para los docentes de todos los niveles. no debe olvidarse que el franquismo consideraba que los principales responsables de consolidar el espíritu republicano en la España de la Segunda república eran los educadores, de la escuela primaria en especial. El franquismo les atribuyó una perniciosa influencia desde la Escuela, y por ello era necesario extirparlos, como si de un cáncer se tratase, para preservar sano el nuevo organismo social que deseaban construir y alimentar. 

El desmantelamiento de los logros sociales y educativos de Europa se está convirtiendo en el gran drama que repercute en el bienestar colectivo nuestro, pero sobre todo de las próximas generaciones. De ahí que, cuando se trata de países de segunda escala en Europa, los riesgos y las consecuencias reales sobre la vida cotidiana de los ciudadanos se observan con  mucho más rigor y efecto perverso. El factor educativo, la Escuela, la Universidad, está perdiendo protagonismo en estas condiciones, al menos para la mayoría. Las minorías dirigentes continúan teniendo las mismas oportunidades y privilegios, al fin.

As aspirações republicanas permanecem actuais. Qual é, hoje, o papel da Educação na construção de uma sociedade verdadeiramente democrática?

El espíritu republicano, que no es otro que el de la libertad de los individuos, la igualdad, la participación responsable en la construcción de la ciudadanía colectiva, y en muchos sectores de nuestra sociedades sigue presente. Es verdad que prevalece hoy una ola de neoconservadurismo elitista, individualista y egocéntrico, socialmente excluyente para los más débiles. Pero esa tensión constante no debe lograr que nunca se desvanezcan los ideales de libertad y progreso, de la razón y la Educación, que son los únicos que hacen posible un mayor margen de felicidad para muchas más personas, de toda raza, condición social, género o procedencia geográfica. Continúa siendo imprescindible la apuesta por una sociedad educada y culta, que acceda con libertad a los beneficios de la razón, de la ciencia, de la educación. Es la única manera de ayudar a construir modos de vida más democráticos y solidarios, más humanos en definitiva.

Como é que a crise, que actualmente se faz sentir com mais agressividade em países como a Espanha, Portugal, Irlanda ou Grécia, se manifesta na Educação? Que consequências, hoje e amanhã?

La crisis no se ha producido por casualidad. Más bien es una oportunidad de recomposición de las fuerzas del capital, para reordenar y reconvertir – sutil o explícitamente, depende del momento o del país – las formas de dominio. Lo grave y escandaloso es que los costes de la reconversión del modo de producción capitalista, en estos inicios del siglo XXI, descansen solamente en las espaldas de los más débiles y de los derechos sociales adquiridos con mucho dolor tras años de lucha. El desmantelamiento de los logros sociales y educativos de Europa se está convirtiendo en el gran drama que repercute en el bienestar colectivo nuestro, pero sobre todo de las próximas generaciones. De ahí que, cuando se trata de países de segunda escala en Europa, como los citados, los riesgos y las consecuencias reales sobre la vida cotidiana de los ciudadanos se observan con mucho más rigor y efecto perverso. El factor educativo, la Escuela, la Universidad, está perdiendo protagonismo en estas condiciones, al menos para la mayoría. Las minorías dirigentes continúan teniendo las mismas oportunidades y privilegios, al fin. Pero si se desprecia el papel social y creativo de la Educación significa que se abandona todo proyecto solidario, de búsqueda de la libertad real, republicano en último término.

Que papel está reservado às Ciências da Educação na construção de um futuro de progresso?

Hace ya más de un siglo que fue abandonada la idea de la Educación como expresión de la buena voluntad, y de una especie de artesanía de cada profesor. Sin olvidar el perfil y el valor que cada maestro o profesor añade al proceso educativo, hoy debemos aceptar que los procesos de construcción de una sociedad más y mejor educada requieren la aportación reflexiva y ordenada de las Ciencias de la Educación, de la Pedagogía, y de otras próximas que deben colaborar prestando su ayuda: Sociología, Psicología, Filosofía, y tantas más. De ninguna manera debemos renunciar al avance y el progreso científico que añaden las Ciencias de la Educación a la resolución de los problemas educativos del individuo y del conjunto de la ciudadanía. El acceso a los bienes de la Educación y de la escuela obligatoria de millones de ciudadanos ha generado nuevos problemas de orden cuantitativo, y sobre todo cualitativo. Ello obliga a un tratamiento científico de las nuevas circunstancias, con criterios de firme racionalidad. no es suficiente lo que entonces se conocía como la vocación pedagógica, la pedagogía del amor, de la paciencia, aunque todas estas formas de educar sean instrumentos imprescindibles en un proceso educativo. Hay que saber añadir el valor especial que representa la actuación pedagógica planteada con la necesaria racionalidad, formación, espíritu científico, crítico en definitiva.

El acceso a los bienes de la Educación y de la escuela obligatoria de millones de ciudadanos ha generado nuevos problemas de orden cuantitativo, y sobre todo cualitativo. Ello obliga a un tratamiento científico de las nuevas circunstancias, con criterios de firme racionalidad. No es suficiente lo que entonces se conocía como la vocación pedagógica, la pedagogía del amor, de la paciencia, aunque todas estas formas de educar sean instrumentos imprescindibles en un proceso educativo. Hay que saber añadir el valor especial que representa la actuación pedagógica planteada con la necesaria racionalidad, formación, espíritu científico, crítico en definitiva.

Para terminar, como avalia a iniciativa promovida pela PÁGINA, subordinada ao tema “Educação e res Publica”.

El coloquio me pareció muy oportuno. Más allá de la circunstancia que representa el año 2010 para conmemorar el centenario de la Primera república, estimo que es un espacio no frecuente de poner a debatir en foro colectivo cuestiones educativas que precisan tiempo e intervención compartida. Es lamentable reconocer cómo solemos abandonar las oportunidades de reflexión crítica de nuestros problemas pedagógicos, procurando que prevalezcan las tesis de un pensamiento débil, el que interesa a los poderes fácticos de nuestra sociedad neocapitalista, a los que vienen a obedecer y someterse las actuaciones educativas de nuestros respectivos gobiernos. La ola de acomodación a lo que otros piensan por nosotros, también en la parcela educativa, es muy perjudicial para los intereses de una sociedad que desea construirse en libertad y para una ciudadanía armónica y solidaria. Por todo ello, el coloquio celebrado en Porto me pareció muy enriquecedor, muy valioso, para apoyar una reflexión compartida, que solo puede llevarse a cabo en foros como el que mencionamos. Estas reflexiones, además, deben madurar en contexto compartido, deben ser construidas socialmente, no dejarlas a determinados intelectuales orgánicos. Felicito a los organizadores por la idea, y desde luego fue un éxito.

Entrevista conduzida por José Paulo Oliveira 


  
Ficha do Artigo

 
Imprimir Abrir como PDF

Partilhar nas redes sociais:

|


Publicidade


Voltar ao Topo